Publicar en MySpace

Consumo de
CARNE DE PERRO

Los perros no se libran tampoco del infierno que supone para los animales ser considerados como comida. Pocos de nosotros consideraríamos  la carne de perro como comida. Sin embargo,  en otros países la carne de perro forma parte de la dieta de, al menos, ciertos sectores sociales.

Los perros no se libran tampoco del infierno que supone para los animales ser considerados como comida. En varios países la carne de perro forma parte de la dieta de muchas personas. Pocos de nosotros consideraríamos la carne de perro como comida. En realidad, esto es arbitrario, pues otros animales, como los cerdos, pueden sufrir y quieren vivir como los perros. A continuación te informamos acerca del consumo de perros a nivel internacional.

En los mercados de Baguio City y la región de Ilocos en Filipinas, o de la provincia de Guangzhou en China, o de Seúl, en Corea del Sur, entre otros, encontraríamos tenderos ofreciéndonos carne de perro, y veríamos los cuerpos despellejados y seccionados de perros expuestos para su venta.

Sin embargo, la práctica común es que el comprador seleccione a los perros vivos. Tras esto el pobre animal será asesinado in situ (1).

Dónde se come carne de perro

Hoy en día se come y/o se comercializa la carne de perro en Camboya, Japón, Laos, Taiwan, y en las regiones más orientales de la antigua Unión Soviética. También en Indonesia y Birmania. En todos estos lugares, no obstante, se trata de una práctica claramente minoritaria llevada a cabo por minorías sociales o grupos indígenas (2).

Sin embargo, el comercio de la carne de perro es más común (aunque siga siendo minoritario) en China, Filipinas, Vietnam, Corea del Norte y Corea del Sur (3).

En un punto medio entre los dos grupos de países anteriores estarían India y Tailandia, donde la práctica de comer perros es común sólo en algunas regiones del país.

También se matan perros para comer su carne en Angola, Camerún, Lagos y Nigeria. En estos países africanos se asocia la ingesta de carne de perro con estratos sociales de escasos recursos económicos (4). Asimismo, en las últimas décadas se ha intentado comercializar carne de gato en distintos países de Europa del Este y Norteamérica (5).

Incluso a día de hoy se sigue consumiendo carne de perro en países occidentales. En pleno corazón de Europa se encuentran lugares como las regiones suizas de St. Gallen y Appenzell, en donde se come carne de perro regularmente por algunos de sus habitantes. En Suiza está prohibido comerciar con la carne de perros, gatos, u otros animales de compañía, pero no consumir esta (6).

Por qué carne siempre significará asesinato

Para muchos perros la pesadilla de ser considerados como comida comenzará en los camiones donde son transportados por carretera. Este viaje a menudo durará varios días a lo largo de los cuales no tendrán acceso a alimentos. Sólo se les proporcionará agua mediante mangueras y únicamente para prevenir la deshidratación y la muerte.

Para el viaje se les introduce en jaulas abarrotadas apiladas unas encima de otras hasta cinco alturas.

Al llegar a los mercados el transportista comienza a arrojar al suelo las jaulas de la parte superior. Esto produce roturas de miembros y contusiones a los aterrorizados perros.

Una vez en el suelo se utilizan tenazas metálicas para agarrarles por el cuello. Estando ya sujetos, los comerciantes pueden o arrojarles dentro de jaulas más grandes para ser pesados y vendidos de inmediato o descargarles en los “corrales”.

Una vez en el suelo los temblorosos animales orinan y defecan y, literalmente, caen en los recipientes de agua en el centro de los corrales para saciar una sed de días .

Pero para ellos la pesadilla no ha hecho más que comenzar. Los compradores pasan a su lado para seleccionarles. Entonces son agarrados de nuevo por las tenazas de metal. Tras esto son golpeados brutalmente en el hocico con un instrumento parecido a un bate de béisbol, ante la mirada aterrorizada de sus compañeros de destino. El objetivo es dejarles inconscientes.

Trágicamente para ellos la inconsciencia a menudo no dura lo suficiente y despiertan en cuestión de segundos intentando ponerse en pie, arrastrándose entre la sangre y chocando con otros perros también caídos.

Llegados a este punto los perros aúllan desesperadamente entre dolor y confusión. De sus bocas y hocicos se escapa la sangre y las mucosas, mientras son golpeados una y otra vez.

El motivo de este horrible procedimiento es la creencia de que el rápido latido del corazón de los animales aterrorizados hace que, cuando finalmente son asesinados la sangre chorree más rápidamente. Se cree que esto mejora después el sabor de la carne al haber producido el animal adrenalina ante el terror que siente.

Otros métodos de matanza son desde el apuñalamiento en el cuello o en la ingle para dejarles desangrarse, o colgados hasta la asfixia, o electrocutados o arrojados vivos en cubas de agua hirviendo (7).

Carne de perro: contando a las víctimas

Resulta imposible contabilizar el número de perros asesinados. Esto es así porque no existen estadísticas oficiales al tratarse de una práctica ilegal. En Asia, la práctica de comer carne de perro está relacionada en muchas ocasiones con mitos. Así, se cree que la carne de perro es un potenciador sexual.

Por ello las empresas y agencias que se dedican a las estadísticas comerciales no realizan un seguimiento de la carne de perro. Eso sería equivalente a admitir un tráfico ilegal sobre el que muchos ciudadanos muestran su repudia.

Es por esto que las estadísticas disponibles son el resultado de investigaciones realizadas por grupos de defensa de los animales. Así, se realizó un sondeo general en diferentes países asiáticos. Defensores de los animales de dichos países ofrecieron información de primera mano sobre el comercio y consumo de carne de perro.

En él se descubrió que la carne de perro y gato es consumida a pequeña escala por minorías étnicas en la mayoría de países. Sin embargo en China, las dos Coreas, Filipinas y Vietnam la carne de perro se consume a mayor escala.

De la limitada información existente la organización de defensa de los animales Animal People estima que en Asia se asesinan entre 13 y 16 millones de perros y 4 millones de gatos anualmente. Todos ellos para consumo humano (8).

Consumo de carne de perro en China

Carne de perro en un mercado de China.

En China la carne de perro se consume como una “alimento tónico”. Sus consumidores dicen que “calienta el cuerpo” en los meses de invierno. También aseguran que es un remedio contra la fatiga, el dolor lumbar, la pérdida de memoria y que combate las digestiones pesadas en los ancianos.

Es de resaltar que en Corea los consumidores dicen comer carne de perro ya que ésta “refresca el cuerpo” durante los meses de verano.

La piel de perro y la vesícula son utilizadas porque supuestamente revitalizan el cuerpo y lo sanan de la enfermedad. El pene y los testículos son consumidos por sus “propiedades” contra la impotencia y para aumentar la libido. Por último los riñones de perro se comen también para curar la impotencia y la eyaculación precoz.

Los huesos de perro son usados algunas veces como alternativa a los de tigre para “curar” el reumatismo. Y, al menos una empresa en la provincia de Jiangsu está intentando comercializar la harina de cerebro de perro como tratamiento contra varias desórdenes neurológicos.

No hay ninguna prueba científica de que la carne de perro pueda combatir ninguno de estos problemas. Tampoco de que, como dicen otras creencias, mejore la circulación sanguínea (9).

Datos estadísticos sobre el consumo de carne de perro en China

  • Hoy en día se comen más perros que nunca en China. La estimación del consumo anual casi dobla a la que había en 1994: 10 millones de perros asesinados y consumidos.
  • La industria se volvió mucho más rentable después de que los comerciantes de carne de perro descubrieran hace algunos años el mercado europeo y estadounidense de los complementos de piel barata. Tanto es así que consiguieron capitalizar el mercado.
  • A lo largo y ancho de China se estima que existen 150 millones de hogares que cuentan con perros guardianes. La cifra se eleva hasta 300 millones de hogares con perros de compañía, según las estadísticas oficiales más al alza. Este número quintuplicaría el número de perros en los hogares de EEUU, que cuenta con la tercera mayor población mundial de perros.
  • Incluso con las estimaciones más a la baja, China cuenta con un 10% más de perros que India, y los mismos que Gran Bretaña, Francia y Australia.

Guangzhou es la principal región de China donde se come carne de perro y gato. En este lugar los perros son criados específicamente para consumo humano (10). De hecho la práctica de comer perros varia según las regiones. Aparte de la citada Guangzhou, también es común en las provincias del sur Yunnan y Guangxi. También en las provincias de Heilongjian, Jilin y Liaoning, limítrofes con Corea del Norte (11).

La cria comercial de perros por su carne es conocida en las provincias de Henan, Anhui, Jiangsu, Shandong y Hebei (12).

Consumo de carne de perro en Corea

Contrariamente a lo que generalmente se piensa, el consumo de carne de perro en Corea es un fenómeno relativamente reciente. Nunca ha formado parte de la cultura culinaria de dicho país, como los comerciantes de la industria de carne de perro quieren hacernos creer. La creación del mito de la carne de los perros como una “herencia cultural coreana” es una eficaz estrategia de marketing realizada por comerciantes sin escrúpulos (13).

Sólo alrededor del 6% de los surcoreanos comen carne de perro (y gato)(14).

Así, se piensa que la práctica de comer perros empezó a ser más común tras la invasión japonesa de corea en 1910, como consecuencia de la hambruna que padecieron los ciudadanos (15).

Tras este periodo, se volvió a dar un aumento en la ingesta de carne de perro tras la Guerra de Corea (1950-53) debido a la gran hambruna que se produjo al finalizar el conflicto bélico. Desgraciadamente, el éxito económico a nivel nacional que se produjo en los años 80 no acabó con esta cruel práctica. La infundada superstición de que la carne de perro potencia la virilidad masculina fue rápidamente extendida por los comerciantes de perros. Alrededor de dos millones de perros al año son asesinados debido a este mito (16).

Al parecer existen diferencias de opinión al respecto de la legalidad del comercio de carne de perro. El hecho es que fue prohibida en 1988, a la vez que la celebración de los Juegos Olímpicos en Seúl (17). Sin embargo las autoridades no parecen tener interés en llevar a la práctica tal prohibición legislativa (18).

Consumo de perros en Hong Kong

El consumo de carne de perro y gato en Hong Kong es ilegal desde 1950 (19).

Consumo de perros en Japón
Existe confirmación de que aún existe un comercio clandestino de carne de perro en Japón. Décadas después de que el consumo desapareciese se produjo el arresto de un anciano de 82 años tras arrojar a la basura las cabezas de 30 perros descuartizados.

El hombre explicó que había importado los cuerpos de los perros de China y los había vendido. Las cabezas, sin embargo no consiguió venderlas, según informó la Kyodo News Agency.

Al parecer el comercio de carne de perro sólo es practicado por un minúsculo porcentaje de la sociedad, principalmente ancianos (20).

“Los perros y los gatos desaparecieron de Japón durante la Segunda Guerra Mundial, pero normalmente los japoneses no comen carne de perro o gato”, comenta la fundadora del Animal Refuge Kansai, Elizabeth Oliver. “Sin embargo, existe un gran número de coreanos en Japón, especialmente en el distrito de Kansai. He oído que continúan comiendo carne de perro que importan de China”, añadió (21).

Perros consumidos en Camboya

Según el testimonio del presidente de la Cruz Azul de India, Chinny Krishna, “Cuando el año pasado estuvimos mi mujer y yo en Camboya preguntamos específicamente a mucha gente acerca del consumo de carne de perro. Casi todos nos dijeron que algunos camboyanos comen carne de perro, incluidos los Cham, que son musulmanes. Los perros supuestamente son haram (o alimento prohibido)) según el Islam, pero al parecer no es así en Camboya”.

“Hay muchos visitantes tailandeses y vietnamitas que también comen carne de perro. No tengo idea del número de perros consumidos, pero es obvio que estaremos hablando de, al menos, miles anualmente” (22).

Carne de perro en India

“Supuestamente hay algunas minorías étnicas que comen carne de perro en distintas partes de India. Pero Nagaland es el único estado en donde se come carne de perro abiertamente”.

“En Nagaland, de hecho, no quedan perros porque han sido todos comidos, y existe un gran tráfico de perros enviados desde otros estados. Tampoco quedan perros en Imphal y Manipur” expone la fundadora de People for Animals, Maneka Gandhi.

“Cuando estaba en Assam hace dos años, la ingesta de carne de perro empezó a practicarse. Era evidente que el principal lugar donde ocurría era en Nagaland. Se abastecían de perros callejeros atrapados en los estados vecinos de Bengala Oeste, Meghalaya y Sikkim, y también desde Birmania”, confirmaba Pradeep Kumar Nath.

“Ahora hay muy pocos perros en esas regiones, excepto los que son criados con el fin de comer su carne”, según Nath. La directora del Hospital de la SPCA de Visakha, Swathi Buddhiraju trató de realizar estadísticas a través de una red de trabajo animalista. “ He contactad con algunas personas, pero la información es escasa. Existen 16 tribus en Nagaland. Una parte de la población de cada una de esas tribus mata perros para comer”. Pero ofrecer números es imposible con tan escasos datos (23).

Carne de perro en Laos

Informes de visitantes indican que el consumo de carne de perro en Laos resulta común, pero la cuantificación de víctimas resulta imposible por ahora (24).

Consumo en Rusia

Existen informes que indican que la carne de perro se come en regiones rusas adyacentes a China. Esos mismos informes informan de un activo tráfico de perros robados para exportar a China tanto como para comer como para animales de compañía, dependiendo de la raza. Sin embargo nadie ha especificado cuántos perros sufren este destino (25).

Carne de perro en Taiwan

El presidente de la Enviroment and Animal Society de Taiwan, Wu Hung informa que “ no existen estimaciones oficiales a cerca del consumo de carne de perro antes de que éste fuera prohibido en 2001. Sin embargo el gobierno calculó que existían 54 restaurantes de carne de perros en la isla. Con sólo la venta de uno o dos perros al día en cada uno de aquellos restaurantes se habrían estado matando de 20.000 a 50.000 perros al año”.

“Después de que este comercio fuese prohibido, el volumen de perros asesinados se habría reducido a aproximadamente una décima parte de lo que era. Esto significaría que seguirían existiendo unos cinco restaurantes todavía, matando aún hoy unos 5.000 perros al año” (26).

Carne de perro en Filipinas

La carne de perro fue prohibida en Manila en 1982 y a nivel nacional en 1988. Sin embargo el comercio y el consumo siguen existiendo. David Derbyshire del periódico inglés Daily Mail indicó que en 1999 el número de perros asesinados al año rondaban los 26.000 (27).

Otras fuentes gubernamentales más recientes indican que “se ha investigado en las regiones en donde se estima que se lleva a cabo el 90% del comercio y consumo de carne de perro. El estudio llevado a cabo tanto en comercios como restaurantes y tiendas al por mayor indican que en Baguio City y la región de Cordillera se asesinan mensualmente alrededor de 24.000 perros. Lo que supone una cifra anual de alrededor de 290.000 perros asesinados (28).

Según indica la Philippine Animal Welfare Society (PAWS) la ley que prohibió el consumo de carne de perro en 1988 está ahora bajo peligro. Hay una propuesta para volver a legalizar el consumo y comercio de perros en la provincia de Baguio. Las supuestas intenciones de esta propuesta son preservar la cultura y tradición locales, pero PAWS denuncia que el verdadero propósito de los precursores de la propuesta es constituir un mercado lucrativo de carne de perro.

La ley filipina permite a los miembros de la tribu indígena Igorot comer perros, lo que es ampliamente explotado de manera ilegal por los traficantes de carne de perro (29).

Carne de perro en Tailandia

Según la organización tailandesa Animal Guardians Association la región donde se comercia con perros es en la ciudad de Barn Tarae, en la provincia de Sakon Nakorn.
Allí se estima que se mata en mataderos a 400-500 perros semanalmente. Este numero es demasiado elevado, sin embargo, para el número de habitantes de dicha ciudad.

Al parecer, la verdadera razón de la matanza de perros es el comercio de piel de perro. El precio de una piel en el mercado de exportación es de 3 dolares USA ( o 125 bath). Furgonetas especiales con jaulas incorporadas para transportar hasta 50 perros viajan tan lejos como hasta la frontera de Chiang Rai en el norte y Surajahtanee en el sur para recoger perros. Allí, los transportistas ofrecen una pequeña cantidad de dinero a los aldeanos por cada perro.

Entonces comienza el viaje de vuelta hasta Tarae , donde se les mantiene en oscuros habitáculos sin comida ni agua, antes de mandarles al matadero de perros.

Se estima que en 1997 fueron asesinados 22.000 perros. El método de matanza es golpearles en la cabeza con un palo, tras lo que se les degüella.

Se ha intentado introducir la carne de perro como una nueva variedad culinaria. Ahora, los vendedores ambulantes de carne de perro son comunes en Sakon Nakorn. La sociedad tailandesa en general ve esto erróneamente como una preferencia local o un alimento para personas pobres.

Cuando los medios de comunicación resaltaron la noticia, no hubo ninguna reacción significativa por parte del gobierno. Sólo se pidió consejo e información en alguna ocasión a grupos de defensa de los animales. Sin embargo no ha habido ningún avance hasta el momento por parte de las autoridades ( 30).

Carne de perro en Vietnam

Carne de perro en un mercado de Vietnam.

Las únicas estadísticas realizadas del número de perros asesinados en Vietnam para el consumo humano que se han intentado llevar a la práctica han sido las realizadas por la organización Animal People.

Dichas estadísticas se basan en las noticias sobre la venta de carne de perro en restaurantes de Hanoi durante el periodo del Tet, unas vacaciones de siete días de duración durante las cuales el consumo de carne de perro alcanza sus máximos.

También se menciona que normalmente se come carne de perro sólo durante la segunda mitad de cada mes lunar. Aun así, las estadísticas en este periodo son mucho menores que durante las celebración del Tet.

El análisis de los escasos datos se llevó a la práctica, teniendo en cuenta la dificultad que un análisis de este tipo conlleva.

Si los 300 restaurantes de carne de perro en Hanoi vendiesen una media de 120 perros diarios durante el Tet, como los reportajes de los medios de comunicación informan, se asesinarían 252.000 perros sólo en el Tet.

Si los restaurantes de Hanoi vendiesen el resto del año 5 perros diariamente durante la segunda mitad de cada mes lunar el toal de perros consumidos en Hanoi sería de 503.250.

Si el consumo de carne de perro en los hogares fuese semejante al de los restaurantes se estaría hablando de alrededor de un millón de perros consumidos anualmente sólo en Hanoi.

Equiparando el consumo de carne de perro del resto de ciudades de Vietnam al de Hanoi, y el consumo en zonas rurales a un 10% del urbano se llega a una estimación de 4 a 5 millones de perros asesinados en Vietnam al año. Esta cifra resulta creíble, si bien hay que tener en cuenta que el consumo puede variar por regiones (31).

Consumo de perros en Indonesia

La portavoz de la organización indonesia de defensa de la vida salvaje ProFauna informa que las tribus étnicas de los Dayaks en Kalimantan y los Bataks del norte de Sumatra comen carne de perro. La ingesta de carne de perros en el grupo de los Dayaks, sin embargo, podría estar ligada a ceremonias rituales (32). Los Bataks comen carne de perro de manera cotidiana, y también en ceremonias (33).

Sin embargo la carne de perro también es popular en algunos núcleos urbanos. En el norte de la isla de Sumatra el comercio de carne de perro es común. La carne de perro es clasificada diplomáticamente como B2, y la de cerdo como B1, al ser ambas consideradas como “haram” (impuras) por la religión musulmana (34).

Carne de perro en Nigeria

La carne de perro se come en diferentes regiones de este país africano. Entre dichas regiones se encuentran los estados de Abuja, Plateau y Gombe.

En Abuja la ingesta de carne de perro es consecuencia del tráfico ilegal de perros robados.
En este país los perros no son mantenidos como animales de compañía si no como guardianes, y normalmente son dejados en libertad, no en recintos o en casetas. Eso les convierte en un blanco fácil para los traficantes que les secuestran para venderles a los puestos de comida ambulantes (35).

Consumo de perros en Japón

Existe confirmación de que aún existe un comercio clandestino de carne de perro en Japón. Al parecer el comercio de carne de perro sólo es practicado por un minúsculo porcentaje de la sociedad, principalmente ancianos (20).

“Los perros y los gatos desaparecieron de Japón durante la Segunda Guerra Mundial, pero normalmente los japoneses no comen carne de perro o gato”, comenta la fundadora del Animal Refuge Kansai, Elizabeth Oliver. “Sin embargo, existe un gran número de coreanos en Japón, especialmente en el distrito de Kansai. He oído que continúan comiendo carne de perro que importan de China”, añadió (21).

La misma injusticia al margen de la especie

Que la carne de perros y gatos sea consumida en algunos países produce una justificada indignación. Pero hemos de tener en cuenta que no solo los perros y gatos, sino también el resto de animales, poseen el interés en disfrutar y no sufrir.

El hecho de que establezcamos mayores relaciones sociales con los perros no implica que sea justo matar a los animales de otras especies. La carne es el cuerpo muerto de un animal, sea cual sea la especie.

FUENTES:

1. Dog-and-cat-eating--The  shame  of  Korea. Animal People on line. June 2001. 
  Consumo de carne de perro y gato en Corea y otras partes del mundo. Versión en castellano.

2.  How many dogs and cats are eaten in Asia?. Animal People online. September 2003.

3. ibid.

4. Where  else dogs and cats are eaten. Animal People. July/August 1999.
Dogs' dinners  prove popular  in Nigeria. By Senan Murray
BBC News website. 6 March 2007.

5. Dog-and-cat-eating--The  shame  of  Korea. Animal People on line. June 2001.

6. The old tradition of eating dogs is still alive in Switzerland. European Vegatarian Union News. 1996.

7. Friends... or food? Why  dogs  and  cats deserve  better.  Jill Robinson. Founder  Animals Asia Foundation. Documento  en PDF. Marzo 2006.
Esta exposición de los hechos se hizo tras frecuentes  visitas desde  finales  de los años 80 a los mercados  en los que se encuentra la carne  de perro.

8. How many dogs and cats are eaten in Asia? Animal People. Septiembre 2003.

9. ídem 7

10. Chinese “Year of the Dog” begins with good omens. Animal People. Marzo 2006.

11. ídem 2

12. ídem 2

13. Friends... or food? Why  dogs  and  cats deserve  better.  Jill Robinson. Founder  Animals Asia Foundation. Documento  en PDF. Marzo 2006.

14. ídem 10

15. ídem 10

16. Korean  dogs. Friends of dogs. Octubre 2003.
Otras fuentes estiman el número de perros  asesinados  entre 1.1 y 1.3 millones de perros  y cien mil gatos anualmente. Animal People. Septiembre 2003.

17. Food Dogs. Asian Animal Protection Network. Marzo 2007.

18. ídem 10

19. ídem 7

20. ídem 10

21.  How many dogs and cats are eaten  in Asia?. Animal People online. September 2003.

22. ídem 21.

23. ídem 21.

24. ídem 21.

25. ídem 21.

26. ídem 21.

27. Where else dog and cats are eaten. Animal People. Agosto 1999.

28. ídem 21.

29. ídem 10.

30. Animal slaughter-Dog Slaughterhouse.  Thai Animal Guardians Association.

31. ídem 21

32. ídem 21.

33. Información recopilada  por  Igualdad Animal  de  activistas de  las zonas mencionandas.

34. ibid

35. Dogs' dinners  prove popular  in Nigeria. BBC news  website. Marzo 2007.