Publicar en MySpace

MATADEROS DE PECES:
El fin de los peces de piscifactoría

La explotación de peces y otros animales marinos en granjas acuáticas es conocida con el nombre de “ acuicultura. La acuicultura causará un número incalculable de muertes en los próximos años si no lo evitamos.

Los peces de las piscifactorías tienen su propio matadero

En general hay un gran desconocimiento en cuanto a la producción “intensiva” de peces en piscifactorías y de que éstos, como otros animales que también se destinan a alimentación, han de ser sacrificados para su comercialización.

Es poco conocido que en España, el 31% del total de los peces que se comercializan en alimentación provienen de las piscifactorías (2) . Tampoco es conocido que en nuestra geografía existen 5710 explotaciones pesqueras de este tipo (3).

Asimismo, es necesario recalcar que la ciencia manifiesta con contundencia que los peces pueden sentir dolor, angustia y estrés (4), así como los mamíferos, reptiles y aves. Entre otros expertos científicos, Huntingford (2002) manifiesta que los peces tienen sentidos para detectar estímulos de dolor, vías sensoras para procesar dichos estímulos y mecanismos cerebrales que procesan dicha información y generan respuestas comportamentales que sugieren negativas experiencias subjetivas.

Los mataderos de peces funcionan bajo las mismas máximas que los mataderos de otros animales: máxima producción en el mínimo tiempo para generar el mayor beneficio posible. Así, el objetivo que persigue cualquier explotación piscícola comercial, es la obtención de un rendimiento económico en la producción de peces, lo más alto posible. Este rendimiento es directamente proporcional a la producción, y esta depende fundamentalmente del buen estado de los peces. De nuevo comprobamos por qué es óptimo para las granjas dar un buen trato a los animales: el rendimiento económico.

Las piscifactorías también funcionan como mataderos, pues a diferencia del ganado que debe ser conducido al matadero desde las unidades de producción, los peces son “sacrificados”, esto es, matados in situ.

Cómo se actúa con los peces antes de matarlos

Al igual que en el caso de otros animales, a la hora de matar a los animales se usa eufemísticamente el término “sacrificio”. En realidad, el sacrificio no es sino la muerte, la matanza, con lo que hablar de “sacrificio” no es más que una forma de evitar llamar a las cosas por su nombre.

Asimismo, tal y como ocurre en el caso de otros animales, a la hora del “sacrificio”, esto es, de la muerte, se somete a los peces a un ayuno forzoso, a fin de obtener un vaciamiento completo del tubo digestivo para evitar la presencia de heces en el interior de los embalajes. Como se ve, el funcionamiento del matadero de mamíferos o aves y el de peces es semejante.

Antes de la matanza en la que consiste su sacrificio, los peces también son aturdidos con distintos métodos. Los motivos por los que se aturde a estos animales están lejos de ser “por su bien”. Como podemos leer en un Informe Oficial sobre el tema: “los peces deben de ser aturdidos antes del sacrificio para que puedan ser sacrificados sin ningún estrés. Este aspecto ético asume también una importante necesidad comercial ya que la condición de estrés en el sacrificio influye en la condición endocrina y en los procesos bioquímicos post mortem, principalmente la glucólisis anaerobia y la tasa de degradación del ATP. Esto influye marcadamente en la aparición del rigor mortis (Bagni et al., 2002) y por tanto en la evolución de la frescura de la carne (5)”.

Queda claro que si se siguen algunas medidas a la hora de matar a los animales es porque la utilización del aturdimiento genera mayores beneficios económicos a los propietarios de los negocios.

Cómo se mata a los peces en las piscifactorías

No existe ninguna manera de “sacrificio” que evite el sufrimiento a los peces. Su muerte en el matadero se producirá en el momento que su tamaño sea el adecuado para su comercialización.

En las piscifactorías de engorde, las doradas, lubinas y anguilas se sacrifican comúnmente introduciéndolas en una mezcla de agua y hielo. De esta manera los peces sufren una hipotermia que les conduce a la muerte.

Con respecto a las anguilas, se ha puesto de manifiesto que aún queda por establecer un método más “eficaz” para su matanza, de forma que el aturdimiento de los animales sea de duración suficiente para asegurar que el animal no se recupere antes de morir desangrado.

No existe consenso entre los autores científicos sobre cual es el método más “eficaz” de “sacrificio”, esto es, matanza, para peces: “cualquiera que tenga un mínimo de experiencia en acuicultura es consciente de lo difícil que resulta sacrificar a un resbaladizo pez mediante un certero golpe en la cabeza como se ha propuesto en algunos foros. Lo mismo sucede con el sacrificio mediante la introducción de un clavo en el cerebro como método menos estresante (6)”.

En el caso del “sacrificio” de los atunes rojos, esta matanza se realiza fundamentalmente mediante dos técnicas: el electro-sacrificio y mediante disparos en la cabeza. La primera consiste en clavar un arpón provisto de una conexión eléctrica en el atún que va a ser sacrificado (Mateo et al., 2003).

La segunda se realiza mediante disparos en la cabeza de los atunes que previamente han sido concentrados y casi extraídos del agua.

FUENTES:

2 y 3 “ PLAN ESTRATÉGICO NACIONAL DEL FONDO EUROPEO DE LA PESCA”, SECRETARÍA GENERAL DE PESCA MARÍTIMA. SUBDIRECCIÓN GENERAL DE GESTIÓN DE LOS FONDOS ESTRUCTURALES Y ACUICULTURA. MINISTERIO DE AGRICULTURA, PESCA Y ALIMENTACIÓN (MAPA). NOVIEMBRE 2006.

4 “Do fishes have nociceptors? Evidence  for the evolution of a vertebrate  sensory system”. Lynne U. Sneddon , Victoria A. Braithwaite and Michael J. Gentle. Division of Biological Sciences, Ashworth Laboratories, University of Edinburgh.2003. Documento en inglés. Para acceder a la página en donde  bajarte el informe completo en PDF pincha aquí
“An evaluation of current  perspectives  on consciousness  and pain in fishes”. Kristopher Paul Chandroo, Stephanie Yue & Richard David Moccia. Aquaculture Centre, Department of Animal and Poultry Sciences, University of Guelph, Guelph, ON,Canada. 2004. Documento en inglés. Para acceder a la página en donde bajarte el informe completo en PDF pincha aquí
“Evolution of nociception  in vertebrates: comparative  analysis of lower vertebrates”. Lynne U. Sneddon. School of Biological Sciences, University of Liverpool, The BioScience Building, Liverpool, Merseyside. 2004. Documento en inglés. Para acceder a la página en donde bajarte  el informe completo en PDF pincha aquí

5 y 6 “¿SON LAS TAREAS PROPIAS DE UN CULTIVO INTENSIVO DE PECES MEDITERRÁNEOS COMPATIBLES CON SU BIENESTAR?”. Fernando  de la Gándara. Centro Oceanográfico de Murcia (IEO). Planta de Cultivos Marinos. Para bajarse  el documento PDF completo  pincha aquí.